¡Aprende a conservar tu repostería por más días!
Marzo 31, 2017


A cuánt@s de nosotr@s nos genera gran impotencia guardar algún pan o pastel y notar que éste se encuentra seco o reblandecido al otro día…

¡Por ese motivo te preparamos este suculento artículo para que evites esa situación y aprendas a conservar tu repostería por más tiempo!


Para el pan…

-Para almacenarlo por uno o dos días, te sugerimos colocarlo en una panera o bolsa de papel a temperatura ambiente, así reducirás la perdida de humedad y la corteza se conservará algo crujiente.

-Si llegaras a necesitar conservar el pan durante más tiempo, envuélvelo muy bien en plástico o papel de aluminio y congélalo. Para regenerarlo, colócalo a unos 70ºC en el horno.

Tips.

No guardes el pan en bolsas de plástico, ya que ahí, crecen rápidamente mohos potencialmente tóxicos.

Cuanto más grande sea la pieza de pan, más tiempo se conservará en buenas condiciones. Esto debido a que se conserva mejor la humedad en el interior de la miga.



Para los pasteles…
-Enteros sin glaseado.

Envuélvelo en plástico para alimentos y deberás poner atención en cubrir también los lados, evitando con ello que se reseque. Una vez realizada esa acción, introdúcelo en una bolsa con cierre hermético y guárdalo a temperatura ambiente hasta por una semana.

-Enteros con glaseado.

El glaseado y la cobertura evitarán que nuestro pastel se reseque, por lo que solo tendremos que protegerlo del polvo con un tazón volteado o un cubre pasteles. Siempre guárdalo a temperatura ambiente.

-Pasteles cortados

Aquí hay que tener mucho cuidado para cubrir la parte que está expuesta, con más glaseado o con plástico para alimentos; poniendo mucha atención, en que quede bien pegado o tapado y no se escape la humedad.

Tips.

Consideramos que lo recomendable es consumir un pastel en menos de 5 días, ya que de algún modo se puede echar a perder.

Para poder mantener aún más fresco tu pastel, puedes poner media manzana dentro del recipiente donde lo coloques; así mantendrás la humedad y prevenir que se haga rancio.


Para los cupcakes…

-Para cupcakes en los que la mantequilla contiene nata o queso fresco, se tendrán que conservar en el congelador. Cuando los vayas a comer, recomendamos sacarlos antes, así la crema se ablandará, volverá a adquirir su sabor y no estará tan dura.

-Para cupcakes sin crema de mantequilla o que ésta no contenga queso fresco ni nata, pueden conservarse en un recipiente al vacío. Esto le otorga una resistencia y no será necesario meterlos a la nevera, ya que se secarían.

-Si ya has realizado figuritas con fondant, entonces guárdalas en un recipiente hermético para protegerlas.

-Puedes congelar tus cupcakes después de hornearlos, solo espera a que estén fríos y guárdalos en un recipiente hermético o dentro de una bolsa individual. Recuerda que debes congelarlos antes de decorarlos, ya que si están decorados con la mantequilla, ésta se podría estropear al descongelar.

Tips.

Mantenlos alejados de cualquier foco de luz; ya que el calor, la humedad y el vapor los hacen invulnerables.

Guárdalos en una bolsa con cierre hermético. Así se mantendrán frescos, mismo caso si lo haces usando papel aluminio.

Los cupcakes sin decorar, una vez que están fríos y si se colocan en un recipiente hermético al que no le entre el aire, pueden resistir hasta 3 días



¡Sigues estos consejos y ten por seguro que tendrás más días de sabor!
donatella